Monday, September 17, 2007

Malvaviscos impostores que sólo arruinan un cereal ya perfecto

Tito fungió como interventor en el conteo de los malvaviscos.


Por este momento las Chocozucaritas son mi cereal favorito. Es dulce, tiene chocolate, es crocante en un punto perfecto aguantando la leche justo el tiempo perfecto antes de convertirse en papilla, y la chocoleche es deliciosa. Sin embargo, una persona de Kellogs un día creyó tener la magnífica idea de ponerle malvaviscos a sus cereales. Esta "brillante" idea ya me arruinó por segunda vez (la primera fue cuando al cereal de Oreos le pusieron malvaviscos) la experiencia de comer cereal. Y otra porque soy una pendeja y no me fijo qué caja agarro en el superama. Asì que hace unos días, llegué de trabajar, cansada y con la única ilusión de cenar un buen plato de cereal con leche BIEN fría. me sirvo y pensé: "Claudia no seas neuras sólo quítale los malvaviscos y punto, deja de ser una chilletas." Me pareció una solución muy pragmática y me puse mis deditos a la obra. Pero nunca pensé... ¡Que mi cereal iba a disminuir un tercio en densidad y que iba a retirar se-sen-ta-y-tres pseudomalvaviscos. Porque sí, como Anita comentó, no son ni malvaviscos. Enfin. cuando por fin terminé vi tantos que hice la formación que ilustra el inicio de este post y la siguiente: ¿Querido lector a usted le gustan los cereales con esos malavisquillos? ¿Por qué atiborrar un cereal con personalidad propia con estúpidos vulgares adornos? ¿Por qué , entonces, no hacen mejor un cereal de puros malvaviscos si es que son tan buscados por los consumidores? ¿Realmente se venden bien esos cereales con el extra de malvaviscos? ¿Alguien me pude decir quién fue la persona con semejante brillante idea?

Otra cosa que no logro aprender a maniobrar es cómo abrir un litro de leche tradicional. No tetrabrick, no envase de plástico...

¿Alguien se acuerda de unos chunchillos de plástico que se pusieron de moda onda late eighties o early nineties que se ponían en la leche para evitar destrozos en el cartón y dizque ayudaban a servir mejor?

7 comments:

Miss Neurotic said...

A mi si me gustan los cereales con malvaviscos (q no son malvaviscos) me agrada morderlos antes que se hagan suaves por la leche, pero siempre me quejo porque no son suficientes.

Y del tal dispositivo si lo recuerdo, una vez fue mencionado en un capitulo de friends en el que joey hacia un comercial de eso. Lo que si no se es donde los venderan??

Anna M said...

TITOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!

coco said...

Y sí ana, Tito inició cursos en la SEGOB. uno de sus profesores estuvo en La Hora del Gan...en el medio es una eminencia.

Ángela said...

Yo tengo una de esas madres; es asi como herencia de my dad quién a su vez lo recibió de su mom, así que ni idea de donde conseguirla.

Según yo la clave para abrir ese tipo de envases es contar con un buen par de uñas que logren separar uniformemente las uniones y jalar con C A L M A.

Bueno... si averiguo donde consiguió esa cosa mi abue: le aviso.


Por cierto: que moderna!!! y que bonitos códigos... lástima que no me salió ninguna palabra extraña u_u

Solitaria said...

Tienes toda la razón esas cosas llamadas malvaviscos son horribles y me ha pasado lo mismo q tu al comprar el cereal no me fijo q caja agarro!!! y cuando me doy cuenta mejor no te digo todo lo q pienso de mi. Será q como nos llamamos igual actuamos igual? jajaja, saludos

Libradita said...

Los que me gustan más, hoy y siempre, son los chococrispis, la lechita que queda al final y no tienes el inconveiente de los molestos malvaviscos.

Paquita María Sánchez said...

Hey, sólo una persona realmente neuras podría ordenar los malvaviscos de esa forma! jajajajaaja