Monday, March 26, 2007

Amí me gustó más el Fauno


De nuevo fuimos al cine. Ahora Las vidas de los otros. Le ganó a Del Toro en la entrega del Oscar. Casi todos pensamos, los que fuimos a verlay nos gustó, que íbamos a escuchar Pan´s Labyrinth cuando anunciaran al ganador , pero en vez ganó la alemana… Y bueno se apagan las luces y quería ver lo película. R comía palomitas.
((crunch, cruch...crunch, crunch, crunch...crunch, crunch, crunch, crunch...crunch,crunch...slurp...crunch...crunch,crunch...slurp))

¡Lo quería matar! Pero es que me neurotizan los sonidos de boca y más si no estoy comiendo ...y aún más si tengo la panza inflamadísima...

En mi muy humilde opinion, la película está buena como para que fuera un libro. Me gustó para leerla y no para verla. Me dio guebita..me pareció larguísima…me dormí unos minutillos..me cagó verle las tetas a la actriz objeto de deseo, me gustaron los muebles, está interesante el tema pero pues no me atrapó como el Fauno. Y en serio no lo digo porque Del Toro es mexicano, porque esas mamadas de nacionalismo barato me cagan.

9 comments:

Dada said...

la quiero ver... comparto tu sentimiento de molestia al oir comer palomitas cuando no las estoy comiendo... a mí no me gustó el Laberinto del Fauno... todo el mundo me ve como a una rara por eso pero lo que no entienden es que no digo que esté mala, sólo que no es mi tipo de película ... así que igual sí nos gustan muchas pelis en común pero quién sabe si todas ;)

hAYDE said...

Yo tambien odio los ruidos de boca el crunch crunch, que coman con la boca abierta, que se la atasquen, que sorban las cosas caldosas aarrg!!
jaja

Angela said...

Se puede 1/2 soportar el ruidito de las palomitas pero a mi me cagan los pubertos "jodonsitos" que las avientan. De vdd no han crecido??? I never did it.

Definitivamente LO PEOR!!!

Loolee said...

Ay seguro yo soy de las que odias en el cine por el sonido-de-palomitas...trato de hacerlo lo más discretamente posible, pero la verdad es que la razón que más me mueve a ir al cine son las palomitas y el refresco de máquina atascado de hielo. Creo que soy la única en el mundo a la que le gustan los refrescos de máquina.
El Fauno me gustó pero me dejó un mal sabor de boca. Soy bien nena para ver escenas de gente muriendo por hijos-de-puta como el tal Capitán este.
En fin , qué gusto leerte otra vez.

Anna M said...

A mí no me molesta oir a la gente masticar, ME CAGA oir como traga (ya sea algo sólido o líquido)...no sabes qué mal me pone...lo que provoca en mí es comparable al efecto ese de rechinar las uñas en un pizarrón. Es neto.

Malakatonche said...

Y yo que sentía culpa por no entrar a verla, de la que me salvaste.

Y no me molesta verle los senos a las señitos en el cine, creo que es un estímulo importante para el celuloide, y debería incluirse en la nueva ley del cine mexicano cuyas siglas no quiero recordar porque chale.

El fauno es el fauno, cómo no.

coco said...

malakatonche:
sí, entiendo lo del placer de ver tetas gigantes, pero las de esta mujer por alguna razón me molestaron. no es que salgan mucho en el sentido de "pezonalaire" sino que aún con ropa...no sé...sólo verlas ahí...

Mau. said...

a mi me caga cuando estoy comiendo zucaritas e intento ver la tele porque le tengo que subir más al volumen de la tele.

Tania said...

A mí si me crispaaaaaa los nervios los ruidos de la boca sean cual sean y no solo esos unos cuantos más, lo peor es que no puedo evitar mirarlos con ojos de metralleta insistentemente hasta que logre aniquilar el desesperante sonidito. Si, sí estoy loca, pero así soy, y qué?

Yo sí me ardí cuando no le dieron el oscar a del Toro por que neto me encantó la película.