Tuesday, January 11, 2011

Rio

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Más pics, clique aquí


Qué los mocos se te escurran, mientras te escurres del calor: Blood, not funny.
Qué quieras matar a alguien con tal de que dejes se sentir el ardor en los ojos y el hormigueo en el paladar: Blood, not funny.
Zurrarte de miedo cuando ves una arma de fuego pasar junto a ti y saber qué hacen esas cosas, Blood not funny.

Lo anterior lo sentí en Rio de Janeiro. Sin embargo nada de eso le quita lo maravilloso que es ese lugar. Ahí terminé y comencé el año.

Víspera de año nuevo y yo me quería volar la cabeza. Gripón en 31 de diciembre. Cama y hacer tiempo para tomar el antigripal en el momento para que aguante la noche. Después de probar unos antigripales que me sirvieron para tener una nueva paranoia porque no hacían mucho efecto como cualquier antigripal gringo me haría. (Qué espero no olvide comentar en un próximo post. Tema: ¿costumbre al exceso de químicos?)
Total llega la noche, comienza a estar festiva la banda, me tomo el antigripal, luego llega Jay, luego, "Pues miren esta botellita de mezcal...", después que vámamos para la fiesta: ¡Uhhhh!

El plan era el siguiente: ir a una fiesta y luego aun hostal que está en una favela. Nos lleva una van. A mí me sonó a plan "alternativo" de año nuevo. Pus vamos. Era eso o estar en una océano de gente. Además de la favela se veerían MUY bien los famosos fuegos artificiales de Copacabana. Los taxis no nos querían llevar, lo quería interpretar como el primer foreshadowing.

Llegamos, chido depto, buen anfitrión, otra banda, buena vibra, un pastel delicioso, vista al mar y un gatito llamado "Frijol". My kind of party.
Ah, pero no te pongas agusto porque vamos a ir más arriba a ver los fuegos. Pues bueno...Madame B y yo nos hubiéramos quedado ahí comiendo el pastelito.

¿Qué hora es? ¿A qué hora pasa la van? ¿En cuánto estamos ahí? ¿Quihubo?

NO pues si seguimos esperando nos va a agarrar el año nuevo acá, chavos. Así que camínele. No tengo problema con caminar, total la que trae los tacones es Madame B. Pero ella es una campeona, domina. Ahí no sólo inicia el reto uno: sube; sino que se dispara la paranoia colectiva. La inclinación era (y es probable que exagere) de unos 60 grados. Y además de la empinada, las curvas estaban tupidas. Pero ahí vamos y Madame B con el paso firme. Por ahí es cuando alguien dice algo de un arma. Dos curvas adelante, pasa un auto y mi cerebro registra finalmente: arma/pistola. De la ventana del copiloto sale un brazo negro que saluda con un pistolón. Segunda señal que quería interpretar como un foreshadowing.

Instinto de sobrevivencia= inmediata sobriedad. La nota en el periódico del 1ro de enero. "Jóvenes muertos en favela. Tres mexicanos." ¿No que la banda se vestía de blanco?, pensé al ver a la gente. Y yo que esa noche estaba para foto vestida de blanco. Tercer signo que qeuría interpretar como un foreshadowing.
Finalmente pasa la combi que nos levanta del malviaje. Nunca llegamos al hostal, pero sí vimos los fuegos artificiales. No me emocionaron porque mi mente estaba atorada en que era evidente que eramos unos turistas. Comencé a relajarme cuando A. comentaba sobre lo guapas de las mujeres y comenzamos a bajar. Ahí fue donde pude observar que era un escenario absolutamente real, conocido y desconocido a la vez. El escenario tenía sus variables, pero los cuerpos, los sonidos y los olores eran totalmente diferentes. Era estar en la película. The Favela Full HD Experience.

Madame B comenzó a temer hasta ya comenzado el descenso. ¡Ya era hora, caray! Yo hubiera chillado desde el metro uno, pero -repito- ella es una campeona. Y milagrosamente pasa un taxi, "¡llévenos!", le imploramos. Fin del malviaje.

Ya en la playa, entre una multitud ya bastante dispersa y vestida de blanco, vi la cabellera más linda también en Full HD 3D. Larguísima, lisísima y lustrosísima sobre un masculino cráneo.
Qué pudo ser peor, pudo. Pero ya en perspectiva, una más para el anecdotario.
¡Feliz 2011!

3 comments:

Ana said...

Que padre lugar caray!

Beriana said...

uf uf uf
Varias cosas,
1. Ese pastel de la fiesta previa, qué cosa tan espectacular, y sí, cual gorditas hubiéramos preferido quedarnos ahí, que ir a ver los fuegos de Copacabana desde la punta.
2. Gracias por hacer referencia a la parte de los tacones. Subir una favela fue mi Everest.
3. Solo agregaría la caballerosidad de V, que, al bajar, estaba a punto de darme sus havaianas y caminar descalzo un segundo antes de que pasara el taxi.

coco said...

B. eres la campeona del tacón. ¡Tienes toda la razón! V se llevará el premio al caballero del año desde el día uno.