Monday, January 26, 2009

El destino lo quiso, mi pobreza le ayudó.

Decidida entro. Ya sé dónde están los cereales, pero sólo hay Chocozucaritas con malvaviscos. Ni pedo. Es demasiado el antojo, me servirá de terapia quitarle las bolitas de azúcar. Ok, también me llevo esto y esto y esto. 
No pasa la tarjeta. tengo sólo cien putos pesos. 

Ahhhh. Si no es así, no quiero N A D A.

¿Cómo voy a sobrevivir hasta el 30?


5 comments:

Exenio said...

SHH!!! no hagas mucho ruido, si respiras des-pa-ci-to... el aire te dura más...

volovan said...

Truco de pobre, te la puedes llevar entre sopas Maruchan, guajolotas (torta de tamal) y tacos de canasta. Además, en uno de estos días le puedes hablar a tu mamá para saludarle, y de paso dile que te gustaría verla de casualidad a la hora de la comida, y si tus papás están divorciados, se aplica para los dos. La última es pedirle a un cuate que te preste (con gusto lo haría).

Chale, la experiencia que te da vivir con 6 mil morlacos al mes, menos renta.

coco said...

Volován, gracias por tu sabiduría. ¿guajolotas? una delicia, pero una condena de calorías. Osea además de pobre me quieres marrana. ¿Es un boicot?

Jorge Pedro said...

jajajá. he estado en la misma situación. y yo compro un kilo de tortillas, huevos, agua y pan dulce, y hasta me sobra.

Karla said...

Hoy es 30..... por favor escribe para saber si has sobrevivido!
Seguramente al contrario de los consejos hipercalóricos de estos jóvenes, te veremos con una talla menos. porque en cuatro días con 100 pesos y tres comidas diarias, sale como a 8 pesos c/u.